Introducción

En Don Gaucho, nos dedicamos a llevar la auténtica y tradicional cocina gaucha argentina a la era moderna. Queremos que más personas en todo el mundo comparten sus sabores sorprendentes. Nuestras recetas se han transmitido a través de muchas generaciones de gauchos y nos aseguraramos de que nos mantenemos fieles a las recetas tradicionales.

Nuestros Chimichurris rojos te trae un sabor más intenso y delicioso, menos ácido que las otras variedades más bien verdes que se suelen ver en ciertos supermercados (que es posible que haya probado, te asueguramos que el nuestro no tiene nada que ver). Nuestros sazonadores te proporcionarán una nueva profundidad de sabor a cualquier comida que quieras combinar…

The Don Gaucho Duo

¿Qué tienen en común tres países distintos, la carne, el fútbol, la cerveza y las barbacoas?

Pues ¡Don Gaucho, por supuesto! Todos estos ingredientes unieron a Stephen y Juan. Es sorprendente como la cosas más inesperadas pueden dar lugar algo tan grande.

Así empezó todo:

about-us-steve
about-us-juan

El inglés Stephen, aún arrastraba secuelas de ver como Maradona arrebataba a Inglaterra el mundial de fútbol de 1986 y más recientemente el de 1998. Como el agua y el aceite, no era de esperar que los futboleros Juan y Stephen llegasen a encajar.

Sin embargo, una noche de 2008 en el sur de España lo cambió todo. A pesar de que apenas se conocían ni hablaban el idioma del otro, mediante gestos, cerveza y el amor por la carne argentina, nació una fuerte amistad. Enseguida se dieron cuenta de que los ingleses y los argentinos buscan cais lo mismo en esta vida: fútbol, cerveza y carne a la parrilla.

Un caluroso verano de 2011 terminó de cerrar las heridas de Stephen incluso se sorprendió a sí mismo uniéndose al equipo argentino de fútbol de Juan en Fuengirola. Aunque el quid de la cuestión es: ¿fue el fútbol, o en realidad fueron los increíbles asados que hacían con el equipo lo que terminó de enganchar a Stephen?

Estaba completamente fascinado por el sabor de unos cortes de carne poco comunes para él y que cuando se cocinaban al estilo argentino con su salsa chimichurri, desplegaban una explosión mágica de sabores que jamás antes había probado.

El secreto estaba a punto de ser revelado. En una barbacoa, Juan sacó de su bolsillo un tarro celosamente guardado que contenía una intensa y roja “salsa secreta”. Entonces advirtió a Stephen:

“Ten cuidado, porque una vez hayas probado la carne con este chimichurri, jamás podrás volver a disfrutarla sola.”

Y tenía razón. De hecho tenía tanta razón que Stephen, como buen gourmet, decidió que no podía vivir sin la salsa secreta y que quería compartir ese sabor. Así que convenció a Juan para que la preparase para él.

Ahora, este dúo dinámico, no sólo la prepara para los amigos y la familia, sino que la quieren compartir con el mundo entero.